Macri volvió a Madrid y hay malestar en el PRO con Milei por el trato que recibió en Tucumán

Mauricio Macri no esperó. Retomó ayer mismo las actividades personales que desarrolla en Madrid y dejó atrás la experiencia que vivió en la fugaz visita a San Miguel de Tucumán. Estuvo en todo momento rodeado por un grupo de diputados y dirigentes con los que se referencia ahora y no transmitió enojo. Pero en el PRO crece el malestar por el trato que recibió el ex presidente en la gélida vigilia del 9 de Julio en la que se firmó el Pacto de Mayo.

“Lo llamaron, estuvo 15 horas volando para dar un gesto de apoyo y compromiso con el rumbo del gobierno y lo dejaron dos horas tomando frío, no lo invitaron a firmar el Pacto de Mayo y ni siquiera tuvieron la delicadeza de convocarlo para la foto que se sacaron Milei, la hermana y los gobernadores”.

Mauricio Macri recibió el viernes un llamado del jefe de Gabinete, Guillermo Francos, para que estuviera presente en la firma del Pacto de Mayo. Milei había invitado a todos los ex mandatarios y, por rechazo político -Cristina Kirchner y Alberto Fernández- y cuestiones personales -Isabel Perón y Eduardo Duhalde- sólo el breve Adolfo Rodríguez Saá se había anotado. Era clave su presencia también porque sería un mensaje político de respaldo, en medio de las escaramuzas con la ministra Patricia Bullrich por el control del partido.

“El PRO tenía que estar presente porque comparte los diez puntos del Pacto de Mayo y porque está comprometida con un cambio profundo. La ausencia de Mauricio (Macri) podía ser un mal mensaje, por eso decidió estar. Se subió a dos aviones y vino de manera generosa y sin pedir nada a cambio”, contó una alta fuente del PRO que estuvo en la capital de Tucumán.

El ex presidente viajó con un vuelo privado que compartió, entre otros, con el jefe de gobierno, Jorge Macri, el gobernador de Chubut, Ignacio “Nacho” Torres, y los diputados María Eugenia Vidal, Diego Santilli y el flamante presidente de la Asamblea del PRO, Martín Yeza, que enfrentó a Bullrich. De ese grupo trascendió que en el vuelo de regreso Macri se refirió de manera crítica al frío que pasó, a lo extenso del acto y a la sorpresa por no haber tenido participación en la firma. “No estaba enojado y hablamos de varios temas, pero no se quejó”, dijeron participantes de ese viaje.

Lo cierto es que, apenas terminó el acto, emitió un mensaje por su cuenta de X, en el que redobló su respaldo al acuerdo firmado dentro de la Casa Histórica: “Por mi nieto, mis hijos y los hijos de todos los argentinos, espero que hoy sea el principio del fin de esta eterna decadencia que ha producido corrupción y empobrecimiento en nuestro país. Confío en que la mayoría de las autoridades que firmaron este compromiso con el futuro lo hayan hecho de verdad, con una profunda y honesta convicción de cambiar. Si es así, podemos mirar hacia adelante y tener fe en que la democracia y la libertad nos llevarán a nuestro destino”.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario